De Terra Ignota a Tierra Ignorada

Nadie nos escucha. Aunque tal vez la pregunta sea, escuchan a alguien?


Seguimos en la misma situación, seguimos encerrados en una comarca 28 municipios porque hay tres con la tasa COVID desbocada, pero a nuestros gobernantes esto les importa muy poco. Les importa poco dejarnos encerrados con el lobo. Les importa poco que cada fin de semana nuestros mayores no puedan ver a sus hijos pero si a un buen puñado de turistas de las zonas conflictivas, incluso que nuestros vecinos deban salir del bar para que entren a comer gentes del sur de la comarca. En todo su derecho por cierto, sin pretender estigmatizarlos. Lo hacen porque nuestras autoridades sanitarias nos dicen que se puede hacer. Les importa muy poco que la hostelería de todo el valle sufra cancelaciones y sufra por sufrir.


Se nos vuelve a castigar por ser pocos, por hacer poco ruido, por contar pocos votos.


Se nos dice que es una exigencia de los técnicos de sanidad. Seguro que ellos hacen lo que consideran correcto, pero de verdad nadie, ningún político, conoce la realidad de nuestra comarca. No saben que Ejea está a casi 70 km de nuestro valle y no tenemos ningún tipo de relación comercial o social, excepto ahora, que nos obligan. Alucinante.


Vamos a ponernos en la situación de que Ejea continúe con una posición complicada, hasta cuándo seguiremos nosotros padeciendo este encierro. Nuestra zona básica de salud sigue con CERO casos. Pueblos como Bagüés no sé cómo se apañarán para comprar el pan sin salir de la comarca. Se tendrán que desplazar a Sos, a casi una hora de camino. Y para compras importantes, hasta Ejea, a dos horas y con el riesgo que supone.


Por favor, no pedimos que nos den la razón, pedimos que nos reciban, que nos escuchen, que no nos ignoren. Tal vez saliéramos de esa reunión convencidos de que cerrar la comarca es la mejor solución, es posible, pero desde luego no cerrar las poblaciones más afectadas y que el virus se pueda pasear por nuestra zona, es incompresible.


De todas maneras esta es la misma canción que tarareamos todo el año, tal vez cambia un poco el estribillo, ya no la oyen. Siempre los pequeños, los de allí arriba dando por saco, deben pensar.


Que se nos ignore desde Madrid, ombligo del universo, lo tenemos asumido, pero que también Zaragoza nos dé la espalda nos duele una barbaridad.Lo único que nos queda es seguir gritándolo cada día, al final por lo menos nos oirán, aunque sigan sin escucharnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s