Donde la cordillera se hace azul

Ayer fue uno de esos días en los que no te das cuenta pero no puedes parar quieto. Hay algo dentro que te hace estar de buen humor y acelerado.

No es que esto sea algo raro en mi, pero yo diría que se me notaba especialmente.

El sábado había sido un día cargado de emociones. Vivimos el reencuentro de amigos que llevaban veinte años sin verse y esto fue creando un caldo de cultivo para vivir el domingo de manera especial.

He de decir que a todo esto debemos sumar que soy un tanto sensiblero así que parecía que los astros se habían alineado para disfrutar de lo que venía el domingo.

Ahora cuando os cuente que solo estoy hablando de un programa de tv vais a pensar que se me va la cabeza por eso creo que debo contaros que hay mucho más detrás de ésto.

El programa era Chino-Chano de Aragón Tv y el tema “por la sierra de Urriés”.

Poco puedo decir del programa, no voy a descubriros nada nuevo, simplemente me pareció espectacular. Sé que no soy objetivo pero las imágenes y los medios desplegados me parecieron impresionantes.

Pero no es esto por lo que hoy escribo.  El motivo es que municipios como el nuestro deben estar constantemente demostrando al mundo entero que tiene argumentos para sobrevivir. ¡Cómo si se necesitaran motivos para mantener tu casa y tu forma de vida! Pues en nuestro caso así es

No nos queda otra que jugar esta partida y en ello estamos.

Por suerte a Urriés en el reparto de cartas nos tocó un poker y esto nos da esperanza, pero no podemos dejar de apostar.

Por eso programas como el de ayer no son solamente 25 minutos de entretenimiento.

Cuando Mariano Navascues estaba al final de la ruta hablaba de la importancia de preguntar a los mayores del lugar para enriquecer nuestro camino. Pues démonos prisa porque si no lo hacemos pronto las décadas de políticas asfixiantes al mundo rural conseguirán por fin que no quede nadie al que preguntar.

Hoy somos 40 vecinos, 40 ciudadanos de segunda que casi pedimos perdón por querer vivir “lejos del valle y de la capital donde la cordillera se hace azul, donde la distancia es el monte y al cielo se le trata de tu a tu” como decía Mauricio Aznar.

Muchas gracias por un programa que ha destapado muchos de tantos argumentos que tenemos para salir adelante de una manera sostenible.

En nuestro pequeño valle, la Bal d’Onesella, son muchas las riquezas naturales y patrimoniales, muchos los motivos para visitarnos y apostar por vivir en ellos.

Gracias por hacer de escaparate al mundo, por hacer que sintamos que no estamos locos y que no estamos solos. Gracias de corazón.

Ayer de nuevo recargamos las pilas y levantamos al cabeza para mirar al horizonte con fuerzas renovadas.

Enlace al programa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s