PRESURA

Ya estamos a lunes. Lunes de reflexión después de un fin de semana intenso.

Como sabéis el viernes comenzó la feria Presura en el espacio El Hueco de Soria, primera feria por la repoblación de la España “vacía”.

Me vais a permitir que comience, como se hizo en la feria escribiendo las definiciones de la Rae de presura:

Del lat. pressūra.

  1. f. Opresión, aprieto, congoja.
  2. f. Prisa, prontitud y ligereza.
  3. f. Ahínco, porfía.

Describe a la perfección la situación que estamos viviendo la mayoría de los pueblos de Zaragoza, Huesca, Teruel, Soria, Burgos….

Pero ha sido un fin de semana de esperanza, de positividad, de trabajo, donde hemos podido comprobar sobre todo que no estamos solos. Que hay cantidad de gente, de asociaciones, de emprendedores que apuestan por el territorio de una manera sostenible. Gente que se niega a desprenderse de las raíces y que ve en el medio rural una forma más sana y bella de vivir y ganarse la vida.

Además de establecer conexiones con emprendedores que intentan vivir y sobrevivir en el pueblo, hemos conocido la opinión de los responsables políticos y de diferentes administraciones.

Hubo algún momento en el que parecía una conversación de patio de colegio en el que solo podías oir a los cargos públicos decir “y yo más”; nosotros hemos hecho esto, nosotros aquello, pues yo más, pues tú no….momentos en los que la gente de a pie daba lecciones de humildad y reflexión a los que habían venido para ello.

Pero he de reconocer que cada vez que cualquiera de los asistentes se refería a lo que se estaba haciendo en Aragón, sentíamos orgullo los de aquí. Somos, decían muchos, el ejemplo a seguir. El optimismo, las ganas de cambiar la actitud, de enfrentarse a esta maldita realidad desde un nuevo punto de vista, mirando al futuro con ganas de revertir esta tendencia abandono rural, son el nexo de unión de cada unos de los argumentos del Gobierno de Aragón.

Desde los diferentes organismos allí presentes, diputaciones, ayuntamientos, ministerios, se hablaba fundamentalmente del dinero que se da para un plan o para el contrario, pero desde vertebración del territorio se comenzaba por el análisis, para acabar hablando de medidas globales, interconectadas, capaces de frenar esta sangría, pero sobre todo de cambios de aptitudes.

Cuál es el problema: los plazos. Todo esto no son soluciones inmediatas, hablan de 50 años. Muchos quedarán en el camino pero debemos aún así comenzar a caminar y nunca reblar.

Lo primero es convencernos cada uno de nosotros de que esto es posible, que hoy trabajar la tierra no es la única forma de ganarse la vida en el pueblo, que si nos echan una mano con la brecha digital, por ejemplo, tenemos muchas más opciones de crear pequeñas empresas que generen empleo y esperanza. Que por fin los padres podrán dejar de decir; estudia hijo mío para que puedas salir de aquí, para decirles que estudien y podrán quedarse a vivir en tu tierra. El turismo, la industria agroalimentaria, los negocios online…, son realidades que ya no dependen de que nos den comunicaciones dignas o de que el gobierno de turno nos mire a los ojos o nos de la espalda. Dependen casi exclusivamente de nuestra apuesta personal, de nuestro convencimiento de que esta forma de vida tiene más ventajas y atractivos que otras.

En el momento en el que estemos convencidos de ésto tendremos la mitad de la batalla ganada.

Y que tengan claro que si no avanzamos en la equiparación y derechos de la gente del mundo rural, considerados y tratados hasta hoy como ciudadanos de segunda, todos perderemos. Los montes, el patrimonio, la cultura, la agricultura se perderán. Qué sucederá con los montes en la época de incendios si no hay nadie para gritar fuego! A qué precio compraremos el pan si debemos importar el trigo? ….

Al final que sucede, que mi intención era hablar exclusivamente de manera positiva y acabo dejando vía libre a la visceralidad.

En realidad, mi única intención era deciros que ha sido un placer poder asistir a esta primera feria cargada de ilusión, de esperanza, de gente con nuevas y viejas ideas, con proyectos meditados que nos dan nuevos argumentos para defender que un nuevo mundo rural es posible y que depende de nosotros. Un fin de semana de convivencia, de feedback con gentes de otros municipios y asociaciones con las mismas inquietudes. Donde ha quedado claro que la administración debe garantizar que tengamos los mismos derechos que la gente que vive en las grandes capitales, pero que nuestro futuro fundamentalmente depende de nosotros mismos y que somos los únicos capaces de crearlo.

Aprovechemos este momento. Un momento en el que parece que a todos les importa la despoblación, para empezar a hablar de repoblación. Las instituciones parece que comienzan a comprender que si desaparecen los pueblos, todos tenemos un problema. Aprovechemos que aquí el cierzo hoy sopla en nuestra dirección para coger impulso y demos la vuelta a ésto.

En Urriés comienza ya a caminar la Asociación Cultural Regín. Un nuevo motivo de ilusión y apoyo con muchas ganas de generar actividad y de echar una mano para organizar actividades de calidad para el municipio.

Nace ya con proyectos en la cartera y el puente de diciembre nos reuniremos para reclutar gente con ganas de trabajar y con ilusión.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s